Canto

La Jota Aragonesa cantada

“La Jota aragonesa es el principal elemento identificador de Aragón desde hace casi siglo y medio aunque tópicos provenientes de una y otra parte hayan afectado su estimación”. Javier Barreiro (Biografía de la Jota Aragonesa)

El Certamen Oficial de Jota viene siendo y debe seguir siendo un espacio de defensa, preservación y divulgación de la Jota Cantada en su máxima expresión de ortodoxia y pureza. Por ello, las bases de este Certamen exigen a cantadores y cantadoras la interpretación de tonadas típicamente aragonesas. Así fieras, zaragonanas, aragonesas, femateras,…. son estilos que bajo diferentes versiones, con sus matices y características propias, han configurado desde sus inicios y siguen configurando muchos años después el repertorio defendido por los concursantes. 

Blas Mora fue el primer cantador identificado en obtener el Primer Premio de canto en 1894 y, cinco años después (1899) el primero de los Premios Extraordinarios en esta modalidad. Ángeles Giménez, por su parte, fue la primera mujer en conseguir el Primer Premio de canto en 1899. Nueve años más tarde María Blasco consiguió el Premio de Honor con motivo de la Exposición Hispano-Francesa (1908). Después tuvieron que pasar nada menos que dos décadas para que otras dos mujeres volviesen a alzarse con el máximo galardón: María Asensio (1928) y Pilar Gascón (1929).

Además de ellos una extensísima estela de cantadores como José Moreno, Juanito Pardo, Gerardo Gracia, Miguel Asso, Juan Antonio Gracia, Cecilio Navarro, Domingo Martínez, Pascuala Perié, Pilar Albero, José Oto, Jacinta Bartolomé, Felisa Galé… se alzaron con unos premios que supusieron su consagración y que les permitieron, entre otras cosas, registrar su voz y sus estilos en los discos gramofónicos. Unas grabaciones llenas de esencia, pureza y ortodoxia, que se han convertido hoy en un referente imprescindible para los concursantes de la época contemporánea, quienes exploran entre estas grabaciones para configurar un repertorio apto a sus cualidades en la búsqueda de la consagración que supone el logro de estos premios

Anualmente, el Ayuntamiento de Zaragoza entrega los dos premios de mayor relevancia de la Jota Aragonesa: 

  • Premio Ordinariodonde cantadores y cantadoras que optan a dicho premio lo hacen presentando un repertorio consistente en dos jotas de estilo de libre elección y una jota de ronda.
  • Premio Extraordinario: al que sólo pueden optar aquellos cantadores y cantadoras que hayan conseguido, con anterioridad, el premio Ordinario. El repertorio consiste de una jota obligada sorteada de entre tres tonadas incluidas en las bases del concurso, dos jotas de libre elección y un lote de tres jotas de ronda.

Sin embargo, tanto premios como repertorios han ido cambiando a lo largo de una historia que ya abarca tres siglos diferentes. Así pues, algunos de los cambios y de los hitos de este Certamen han sido, por ejemplo:

  • En 1899 se convoca por primera vez el Premio Extraordinario
  • Hasta 1941 concurren conjuntamente cantadores y cantadoras en las categorías de Premio Ordinario y Extraordinario. Desde 1941 habrá una categoría masculina y otra femenina para el Premio Ordinario, no siendo así en el Premio Extraordinario que seguirá celebrándose en categoría única hasta 1968.
  • 1942 se impone la Jota obligada a los cantadores que optan al Premio Extraordinario.
  • Entre 1947 y 1968 se impuso la restricción de volver a concurrir al Premio Extraordinario a los cantadores y cantadoras premiados previamente en esta categoría.
  • Excepcionalmente se convocaron el “Premio Extraordinario Pascuala Perié” (1950) y el “Campeonato de Campeones” (1959).
  • También excepcionalmente se convocaron Premios Extraordinarios de Dúos (1986 y 1988) y Rondaderas (1986).

En esta sección se hace un repaso a la historia del canto en el Certamen de Oficial de Jota, mostrando las actuaciones de los galardonados con los premios Ordinario y Extraordinario en cada uno de los años de celebración del Certamen.